<< volver a página principal  
 

En esta sección aparecen los encuentros entre Bob Dylan y otras personalidades, ya sea de la música o de otras áreas. Si tenés conocimiento de algún otro encuentro no dudes en mandar un mail a: viejo@bob.net.ar 

fob

 Encuentros hasta ahora: 4 [Calamaro, El Papa, Jesús, The Beatles]

fob

Bob Dylan & Andrés Calamaro. (1999)

...cuando el alumno conoció al maestro.

Cuando la pata del Tour 99 de Dylan piso España, Andrés Calamaro sirvió de telonero para la gira (11 presentaciones!). Andrés Calamaro llegó hasta cruzar algunas palabras con el mismísimo Bob. 
El primer encuentro fue en San Sebastián. Salió el jefe encabezando la tropa, pelo mojado, una toalla. En lugar de seguir al bus, se dirigió hacia Andrés. Le agarró las manos y le dijo la mas maravillosa de las mentiras: "Tenía muchas ganas de conocerte" Lo único que le salió a Andrés fue "Teacher!". Antes de irse, Bob se paró y le dijo "Andrés, no te vi los ojos" El estaba con anteojos. Se los bajó y le dijo: "Not blue", que significa no son azules, pero al mismo tiempo significa que no son tristes, ambivalencias preciosas del inglés".
Sin embargo Andrés tuvo que confesar que la copia de Alta Suciedad que le había regalado a su ídolo, quedó olvidada en uno de los hoteles del recorrido, lo que descubrió luego de pagar para que lo dejaran explorar la habitación de Dylan, una vez que este había marchado.
Ver noticia del encuentro en el diario Clarín.

fob

Bob Dylan & el Papa. (1997)

¿quién iba a pensar que el chico de familia judía algún día tocaría ante Su Santidad?

"No sé realmente por qué se montó tanto alboroto porque tocara ante él. En fin, es solo el Papa, ¿no? Muchos incluso se extrañaron que tocara Knocking on heaven´s door. Simplemente, es la canción que me pidieron", declaró Dylan. Fue en octubre de 1997, en Bolonia, en la clausura de un Congreso Eucarístico Internacional, ante 400.000 jóvenes católicos que posiblemente habrían preferido ver a otro músico menos imprevisible. Pero Woijtyla sabía perfectamente lo que hacía cuando en medio de la actuación se dirigió ante el enjuto caballero de negro que, emocionado, dejó su guitarra a un lado y le besó la mano con lágrimas en los ojos. Dio la impresión de que si el Papa le hubiera pedido que se retractara de su abandono del folk puro en los sesenta, lo hubiese hecho sin pestañar. El Papa le regaló un rosario y se marcho del escenario. Dylan no pudo seguir tocando. Los que estuvieron allí dicen que fue un momento muy emocionante.

fob

Bob Dylan & Jesús. (¿1979?)

...ahora soy el amigo de Jesús...

Posiblemente este ha sido uno de los cambios bruscos en su carrera que más ha desconcertado a los dylanitas. Dylan se encontraba en la habitación de un hotel cuando de repente siente la presencia en la habitación de Jesucristo. Este episodio hace que durante los tres primeros meses de 1979 Bob le dedica su tiempo al estudio profundo de la Biblia, lo que luego se va a notar en su siguiente disco, Slow Train Coming, que tiene muchas influencias del viejo testamento. Luego de este disco van a venir otros dos más con fuertes influencias religiosas, Saved y Shot Of Love. Con este último se cierra la famosa "Trilogía Cristiana".

fob

fob

Bob Dylan & The Beatles. (1964)

¿el encuentro más influyente de la música?

El 28 de agosto de 1964, en el marco de su histórica primera gira por los Estados Unidos, los Beatles conocieron a Bob Dylan y éste les dio a fumar su primer porro (cigarrillo de marihuana). El contacto lo hizo Al Aronowitz, escritor y periodista. John Lennon ansiaba conocer a Dylan: Elvis era su ídolo inalcanzable; Dylan era un modelo de su misma generación, al que admiraba como letrista. Los Beatles acababan de aparecer en la tapa de la revista Life y Lennon dijo que se sentía por fin a la altura de Dylan, capaz de darle la mano de "igual a igual". (Cosa que ni yo ni muchos otros Dylanitas estamos de acuerdo, ya que a nuestra opinion Lennon nunca alcanzo a Dylan a nivel lírico.).
Dylan y Aranowitz llegaron al lugar (el estadio Forest Hills, en Queens) en una enorme limusina Ford. Los cuatro Beatles lo encontraron más petiso de lo que habían imaginado. El manager Brian Epstein convido algo de beber. Dylan pidió un vino barato. Los Beatles le ofrecieron anfetaminas pero, seguido por Aranowitz, Dylan se puso a condenar a los exitantes químicos y propuso un "producto de la naturaleza". Brian Epstein debió hablar en nombre de todos: "Nosotros nunca probamos la marihuana". A Dylanla noticia lo soprendió. Estaba seguro de que en la canción I wanna hold your hand se invocaba la marihuana en esa parte que decía, según él, I get high/I get high (llego muy alto). Lennon tuvo que explicarle que el estribillo decía en realidad I can´t hide, I can´t hide (no lo puedo ocultar), parecido pero diferente.
Muchas veces se dijo que este encuentro, además de influir en sus carreras, modificó de manera terminante la cultura pop, que aprestaba a entrar en su período más estimulante: el de la llamada contracultura. Impulsados por el ejemplo de Dylan, Lennon y McCartney empezaron a escribir canciones menos pasajeras, como Tienes que esconder tu amor y casi todas las que integran sus discos Rubber soul y Revolver. Dylan, por su parte, acusó el impacto de la beatlemanía más que nada en el plano musical, electrificando sus sonido.
Se señaló con justeza que "Dylan le dio un cerebro a la música pop". Sus letras, y así lo entendieron los Beatles de inmediato, iban más allá de los eslogans hedonistas o adolecentes del rock & roll primitivo. Con Dylan la música pop se volvió adulta.

Gracias a la revista La Nación por haber publidado estas hermosas palabras el día 20 de mayo del 2001.